El constante uso de productos químicos, la exposición al sol, la contaminación y otra amplia variedad de factores externos, ha incrementado la necesidad de utilizar tratamientos para revitalizar