Un buen remedio casero para ayudar a controlar la presión alta es tomar el jugo de limón con agua de coco o consumir las cápsulas de ajo diariamente